Logo U de G             

Mensaje de error

  • Warning: A non-numeric value encountered en omega_pager() (línea 31 de /var/www/html/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).
  • Warning: A non-numeric value encountered en omega_pager() (línea 37 de /var/www/html/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).

Rinden homenaje póstumo a la maestra Claudia Marcela Juárez Espinosa durante imposición de cofias e insignias a estudiantes de Enfermería

La cuarta ceremonia de imposición de cofias e insignias a estudiantes de la Licenciatura en Enfermería en el Centro Universitario de la Costa Sur (CU Costa Sur) realizada este jueves 24 de mayo, se vivió más emotiva de lo habitual, dado que en el marco de este significativo evento que representa que los estudiantes comenzarán con sus prácticas clínicas, se rindió un homenaje póstumo a la maestra Claudia Marcela Juárez Espinosa, quien fue coordinadora de la Licenciatura en Enfermería en este centro universitario desde la creación del programa educativo (ciclo escolar 2015-B) a enero del presente año.

La doctora Lilia Victoria Oliver Sánchez, Rectora del CU Costa Sur, inició su mensaje de bienvenida evocando a la maestra Claudia Marcela Juárez Espinosa, expresó que fue una gran mujer y una gran profesionista.

“Evocando a la maestra Claudia Marcela, es para mí un gusto darles también de mi parte como Rectora la más cordial bienvenida a la ceremonia de imposición de los estudiantes que van a iniciar el cuarto ciclo de la carrera de Enfermería de nuestro centro universitario, en primer término, quiero felicitarlos a todos ustedes por haber llegando a este momento tan significativo en su formación como enfermas y enfermeros. Han aprobado una serie de cursos en los que han adquirido un arsenal de conocimientos y están listos para iniciar el trabajo clínico y hospitalario”, comentó la Rectora.

Agregó, “a partir de ahora tendrán su carga horaria y su trabajo en los hospitales, es momento queridos estudiantes de conocer el rostro de los enfermos, de los pacientes, de esos seres humanos que necesitan su cuidado y su atención. Es el momento de poner en alto su profesión y de poner en alto a nuestro Centro Universitario de la Costa Sur, también de poner el alto el nombre de sus padres, estoy segura que lo van a hacer con toda dignidad, con un gran profesionalismo, con una gran calidad humana, pero también, con esa vocación de servicio que sus profesores, profesoras y por supuesto la maestra Claudia Marcela los han formado”.

Les pidió que tengan presente que entre las características que marca su plan de estudios como parte del perfil de egreso, es que para ser un buen enfermero o una buena enfermera se debe ayudar a las personas a recuperar su salud tanto física como emocional, además, que deben tener una sensibilidad especial ante el dolor humano, y una claridad sobre la gran responsabilidad que representa.

“También les pido que hagan su trabajo con la mayor seguridad y gran confianza en ustedes mismos, confianza que seguramente ustedes tendrán como resultado de una formación académica sólida. No me resta más que felicitarlos, nos sentimos orgullosos como autoridades que hayan llegado a este momento de su formación, hoy llevarán sus cofias y llevarán sus insignias, pórtenlos con un gran orgullo y honor, me siento muy orgullosa de que este Centro Universitario el día de hoy entrega a la sociedad autlense y a la sociedad de la región a estos jóvenes comprometidos, responsables y estudiosos, les agradecemos a sus padres la confianza depositada en nosotros para formar a sus hijos, desde aquí un abrazo para cada uno de ustedes”, concluyó la doctora Oliver.

Por su parte, la maestra Claudia Guadalupe Chi Méndez, en representación de los profesores de la academia de enfermería, brindó unas palabras a la maestra Juárez:

“Ninguna persona ocupa el lugar de otro en nuestra vida, quisiéramos que siempre estuvieran ahí, sin embargo, por diversas cuestiones tenemos que despedirnos antes de tiempo. Hoy, entre nosotros sé que se encuentra la maestra Marcela, no en cuerpo, pero si en espíritu. Su compromiso era tal, que no dejaría pasar una ceremonia como la de esta tarde sin asistir.

Como profesora tenía la misión de integrar profesionales con una formación científica y humanística, con capacidades y experiencias que le permitan satisfacer con calidad y calidez las demandas en atención de salud. Como colega era una persona que era guía y motivación para sus compañeros, porque representaba lo que muchos admirábamos de las enfermeras: una enorme vocación, una mujer altamente responsable, integra, sincera y consiente de la relevancia de sus acciones. Una persona que se ponía en tu lugar, que te escuchaba, identificaba tus necesidades y comprendía tus miedos.

Su ritmo de trabajo era intenso e importante tener a su cargo dos coordinaciones, una a nivel público y otra a nivel educativo, sin descuidar ninguna, es algo que los estudiantes y académicos debemos admirar, porque a pesar de toda la carga, nunca se le borraba la sonrisa del rostro al pasar por su oficina (…).

Como academia seguimos comprometidos en continuar con la misión y visión que la maestra Marcela tenia con la Licenciatura en Enfermería, en educar con valores y ética, y sobre todo contribuir a que los egresados tengan un compromiso con la sociedad. Ahora que finalizo mi participación en esta ceremonia, no quiero un aplauso por mis palabras, si no por aquella persona que no vemos, pero nos acompaña, la que no escuchamos, pero tampoco olvidamos. Gracias por su tiempo con nosotros maestra Claudia Marcela Juárez Espinosa”, finalizó la maestra Chi.

Posterior a la imposición de cofias e insignias y al juramento para enfermeras de Florence Nightingale, la alumna Rita Alondra Hernández Guzmán, dedicó las siguientes palabras a la maestra Juárez:

“Es para mí un honor estar aquí al frente para dirigir unas palabras a la memoria de una gran mujer que es parte importante de nuestra formación y de esta licenciatura, esto es para la maestra Claudia Marcela Juárez Espinosa.

La conocimos el 13 de enero de 2017, mujer seria, estricta, impotente y con un porte sin igual. En ese curso, con firmeza y carácter, nos puso las cartas sobre la mesa y nos habló claramente de la disciplina que requiere esta carrera universitaria. Gracias a ello podemos sentirnos orgullosos de ser de esos alumnos que van por los pasillos y a sus clases portando un uniforme limpio y un peinado en forma. Gracias a esas palabras fuertes y sinceras estamos aquí 25 de casi 40 alumnos que éramos ese día.

Fue tan solo un año de su compañía, quienes la tuvieron como maestra son los que la aprovecharon más y quienes tienen un vacío más grande en su corazón (…) compañeros, quizás para nosotros quedaron muchas cosas inconclusas, pero no fue así. La maestra Marcela cumplió su misión aquí en la tierra, y además, nos dejó en excelentes manos, un equipo de trabajo perfectamente preparado, enfermeras, enfermeros y médicos de calidad que forman la parte más importante, los cimientos de lo que hoy hemos construido como estudiantes.

Recuerden que la maestra siempre quiso que fuéramos un grupo ejemplar, y aunque estaba algo decepcionada de nosotros, podemos hacerle saber hasta donde esté, que seremos cada día mejores. Nosotros tenemos el deber de continuar con este legado que nos dejó: amar la enfermería y no verla como un empleo común, sino, ejercerla con vocación y pasión, así como ella lo hizo.

Maestra un honor haberla conocido y haberle aprendido tantas cosas. Prometemos ser estudiantes dedicados para, si Dios quiere, llegar hacer enfermeros de calidad, como usted tenía como meta forjarnos. Sin más, concluyo con el verso de una canción que a muchos nos la recuerda: cada triunfo y cada aplauso son suyos también, y estas lagrimas son pensando en usted, nuestra amiga se fue”, concluyó Rita Alondra.

La ceremonia culminó con la entonación del himno de la enfermera y enfermero por parte de los 25 estudiantes de la licenciatura a quienes les impusieron cofias e insignias.

 

Redacción: Lorena Medina

Fotografía: Antonio Corona

Banner: 
Banner: Imposición de cofias